93 654 60 00 | 93 840 90 86
Seleccionar página

Asesoramiento en equipos de protección individual

Los Equipos de Protección Individual (EPI) son aquellos equipos destinado a ser llevado o sujetado por los trabajadores para que ser protegidos de uno o varios riesgos para su seguridad o su salud.

Así lo dispone el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual.

Equipos de protección individual

Los EPI están destinados a proporcionar a los trabajadores una protección eficaz sin provocar riesgos adicionales ni molestias innecesarias por lo que deberán responder a las condiciones reales del lugar de trabajo y a las condiciones anatómicas y fisiológicas del trabajador. Igualmente, deben adecuarse y ajustarse a la persona que debe llevarlos.

Para proceder a su elección, las empresas deben analizar y evaluar los riesgos del lugar de trabajo que no pueden evitarse por otros medios.

Una vez hecho, se definirán las características que deberán tener los equipos para cumplir su cometido, así como los factores de riesgo adicionales que puedan suponer los propios equipos.

Naturalmente, los equipos que se elijan deberán reunir los requisitos establecidos en cualquier disposición legal que le pudiera ser de aplicación, especialmente en lo que se refiere al diseño y la fabricación.

Los EPI en la construcción

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo – 2015, el sector de la Construcción es el que presenta mayor riesgo de exposición a riesgos físicos, químicos y biológicos, junto a los sectores de la industria, la agricultura y la salud. La Construcción aparece también como uno de los sectores con mayores riesgos a nivel ergonómico.

No en vano, la construcción aparece como uno de los sectores en el que el uso de los EPI está más extendido, situándose por encima de la media (82%).

En el caso de la construcción, los equipos más habituales suelen ser:

Asesoría en Equipos de protección individual (EPI)

Las empresas que trabajan en los sectores de la construcción e instalaciones, tienen cada vez mayor necesidad de analizar y evaluar los riesgos en el trabajo para poder hacerles frente con los equipos más innovadores.

Ello requiere estar al día de las últimas disposiciones relacionadas con la salud y la seguridad de los trabajadores, así como de los nuevos equipos disponibles en el mercado.

Por eso, en Garro disponemos de una amplia gama de equipos de protección individual para la construcción, pero, además, ofrecemos un asesoramiento profesional y personalizado para ayudar a las empresas a tomar las decisiones más adecuadas en relación con la seguridad en el trabajo.

¿Tienes dudas?