93 654 60 00 | 93 840 90 86
Seleccionar página

Placas de tabiquería seca. ¿Qué debemos tener en cuenta?

La tabiquería seca hace referencia al material de construcción compuesto de placas de yeso y usado en la distribución de interiores. Se conoce también comúnmente como pladur, por el nombre de la empresa con la que se dio a conocer dicha técnica.

La tabiquería en seco permite separar espacios y crear ambientes de forma fácil y reversible. Pero, ¿qué tipo de placa debemos elegir? ¿Qué elementos debemos tener en cuenta?

 

Ventajas de la tabiquería en seco

En los últimos tiempos, la técnica de la tabiquería en seco no ha dejado de aumentar por las ventajas que ofrece frente a la construcción tradicional. Algunas de dichas ventajas son:

  • Ligereza del material, lo que las hace especialmente indicadas para situaciones en las que no queremos incrementar el peso, como en pisos elevados.
  • Facilidad de instalación, sin necesidad de cementos ni enlucidos de yeso con el ahorro en cuestión de tiempo que ello significa.
  • Calidad de los acabados, ya que las placas no requieren enlucidos, sino que están listas para pintar.
  • Resistencia a altas temperaturas en el caso de placas ignífugas.
  • Facilitan la instalación de cableado en su interior sin necesidad de abrir rozas o colocar regletas, a diferencia del muro de ladrillo.
  • No genera tantos residuos como el ladrillo.

No hay que olvidar, sin embargo, que la tabiquería seca también conlleva algunas dificultades. Una de las principales tiene que ver con el transporte ya que las placas suelen tener un tamaño bastante grande. En ese sentido, habrá que tener en cuenta las condiciones de la obra o reforma que vayamos a realizar, especialmente en edificios antiguos con espacios estrechos y de paso dificultoso.

Otro factor que habrá que valorar es si la pared va a tener que cargar mucho peso. En caso de tener que colgar estantes, muebles o aparatos pesados, es necesario recordar que la resistencia de las placas no es la misma que ofrece el ladrillo lo cual nos obligará o bien a optar por la construcción tradicional o bien por reforzar el tabique y usar elementos de fijación específicos para pladur.

Tipos de placas de yeso laminado

Si nos decidimos por placas de yeso laminado para delimitar espacios en interiores, debemos tener en cuenta que dichas placas se encuentran reguladas por la norma UNE-EN 520:2005+A1:2010.

También intervienen en la tabiquería la norma UNE 102040, de Montajes de los sistemas de tabiquería de placas de yeso laminado con estructura metálica y la norma UNE 102041:2004 IN de Montajes de sistemas de trasdosados con placas de yeso laminado.

En términos generales, estas placas están formadas por un alma de yeso revestida con láminas de cartón. Están indicadas para usos en interiores y se clasifican en:

  • Placas de yeso laminado tipo A: se corresponde con las placas estándar. En general, se trata de placas no combustible, y ofrecer grandes ventajas a la hora de su manipulación, como la realización de curvas o formas decorativas.
  • Placa de yeso laminado tipo H: se corresponde con las placas hidrófugas, provistas de aditivos que reducen su capacidad de absorción de agua. Sería el caso de la Placa impregnada Kauf, compuesta por un alma de yeso tratado con aditivos hidrofugantes y revestida con láminas de cartón, de color verde por ambas caras. La placa se puede curvar, es no combustible y, gracias al tratamiento hidrófugo, mantiene su propiedad de ¡resistencia durante 24h en contacto directo con el agua.
  • Placa de yeso laminado tipo F: se corresponden a las placas ignífugas, aptas para altas temperaturas. Un ejemplo de ello es la placa Cortafuego KNAUF, compuesta por un alma de yeso mezclada con fibras de vidrio de 3 a 30mm y caras revestidas con lámina de cartón. Esta placa se caracteriza por su elevada resistencia al fuego a la vez que mantiene las ventajas de una placa estándar a la hora de su manipulación.
  • Placa de yeso laminado tipo Se trata de placas preparadas para ser instaladas en el exterior, aunque no aptas para o permanecer permanentemente bajo condiciones ambientales exteriores.
  • Placa de yeso laminado tipo D. Se trata de placas con densidad controlada.
  • Placa de yeso laminado tipo R. Se trata de placas con resistencia mejorada.
  • Placa de yeso laminado tipo I. Se trata de placas de dureza superficial mejorada.

Aunque el color suele ayudarnos a distinguirlas, es importante que veamos en el dorso impresa tanto el tipo de placa de que se trata como la fecha de fabricación y las normativas que cumple.

En Garro, disponemos de todo tipo de soluciones para las construcciones de pladur o tabiquería seca. Disponemos de asesores técnicos tanto en oficina como para visitar obra. Todos ellos son especialistas en construcción y conocedores de cada uno de los productos.

Podemos entregar donde nos indique el cliente.

Además, contamos también con el apoyo de diferentes fabricantes para que nos apoyen y para dar formaciones.

¿Tienes dudas?