93 654 60 00 | 93 840 90 86
Seleccionar página

Eficiencia energética y sistemas de climatización

La Estrategia 2020 se basa en los principios del crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Por ello, plantea 5 grandes objetivos que deberían ser conseguidos el año 2020. En materia de clima y energía, el objetivo a alcanzar se resume en la expresión 20/20/20 que se refiere a:

  • Reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990.
  • Incrementar hasta el 20% el porcentaje de energías renovables
  • Aumentar la eficiencia energética en un 20%

Las medidas para aumentar la eficiencia energética quedan establecidas principalmente en el plan de eficiencia energética y en la Directiva europea de eficiencia energética (DEE).

En dicha Directiva ya se establecía la obligatoriedad de que los estados de la UE intensificaran sus esfuerzos para un uso más eficiente de la energía desde su transformación y distribución hasta su consumo final. La DEE transpuso al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, relativo a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

Esta normativa define los ‘sistemas urbanos eficientes de calefacción y refrigeración como aquellos sistemas centralizados y de distrito de calefacción o de refrigeración que utilicen “al menos un 50 % de energía renovable, un 50% de calor residual, un 75% de calor cogenerado o un 50 % de una combinación de estos tipos de energía y calor”.

 

Energías renovables para sistemas de calefacción, refrigeración y ACS

Se entiende por energía renovable aquella energía que se encuentra presente en la naturaleza de forma continua y prácticamente inagotable.

Por lo que respecta a los sistemas de climatización, las últimas tendencias apuntan hacia una superación de la caldera de combustibles tradicionales como el gas o gasóleo, que empiezan a ser sustituidos por opciones menos agresivas con el medio ambiente como las calderas de biomasa, de aerotermia, geotermia, etc.

Calderas de biomasa

El concepto biomasa se refiere, en general, a todo tipo de combustible de origen vegetal o animal tales como pellets, madera, etc. cuya fuerza calórica se emplea para generar energía. Las calderas de biomasa permiten la calefacción del hogar y la producción de agua caliente sin necesidad de emplear combustibles como gasóleo o gas, con las ventajas que conlleva a nivel medioambiental.

Ejemplo de ello es la caldera Bioclass HM – DOMUSA TEKNIK. Este tipo de caldera aporta beneficios a tres niveles:

  • Ahorro: disminuye el consumo de combustible de forma notable al reducir la temperatura de los gases de la combustión, consiguiendo rendimientos hasta el 95%.
  • Sistema automático de limpieza: dispone de un conjunto de turbuladores que además de retener el paso de los humos, con el fin de mejorar el rendimiento, se encargan de la limpieza de restos de cenizas en los pasos de humos.
  • Sistema Hotstream: este tipo de calderas cuentan con un sistema de precalentamiento del retorno, el sistema HotStream, que evita las condensaciones que se pueden producir por efecto de retornos fríos de la instalación.

Bomba de calor aerotérmica

Los sistemas aerotérmicos recuperan la energía del aire mediante una unidad instalada en el exterior y la emplean para abastecer los sistemas de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. Estos equipos suelen extraer de la atmósfera alrededor de un 75% de su energía.

Las bombas de calor aerotérmicas pueden funcionar con dos sistemas:

  • Monobloc: una sola unidad exterior.
  • Bibloc: dos unidades, una exterior y otra interior (hydrokit).

La bomba Altherma Bibloc Estandar de DAIKIN es un ejemplo de este segundo grupo. Puede ser empleado en diferentes tipos de vivienda, siendo compatible con:

  • Suelo radiante/refrescante.
  • Fan coils tipo conductos para apartamentos.
  • Sistemas de fan coils individualizados para cada habitación.
  • Radiadores de baja temperatura (55º C).
  • Unidades terminales HPC.

Climatización geotérmica

Los sistemas de climatización geotérmica funcionan mediante una bomba que aprovecha la energía contenida en el subsuelo que, a pocos metros de profundidad, mantiene una temperatura constante. Según el Manual de Geometría de IDAE e IGME, en países como España, con niveles altos de radiación solar, la temperatura del suelo a profundidades de más de 5 metros es relativamente alta (alrededor de 15 grados). El sistema de climatización geotérmica es compatible con radiadores, suelo radiante o aire.

Aunque no son nuevos, los sistemas de climatización mediante energías renovables tienen cada vez mayor aceptación entre los usuarios domésticos.

En Garro, disponemos de productos de última generación en lo que se refiere a energías renovables y climatización. Nuestro personal experto y nuestra estrecha relación con los fabricantes nos permiten trasladar a los instaladores la información y asesoría profesional que precisan.

¿Tienes dudas?