93 654 60 00 | 93 840 90 86
Seleccionar página

Trucos para ahorrar en casa

El consumo de energía es uno de los principales gastos domésticos, especialmente en invierno. Sin embargo, existen trucos que nos permitirán poner freno a estos gastos, con un esfuerzo mínimo en relación con el ahorro que conseguiremos.

Un buen aislamiento en casa

Para protegerse del frío, lo principal es contar con un buen aislamiento físico. Antes del invierno, es conveniente revisar puertas y  ventanas para valorar si están cumpliendo su cometido en términos de aislamiento térmico.

Si protegemos nuestro hogar de la entrada del aire frío exterior tendremos más posibilidades de evitar los usos abusivos de estufas, calefactores o de la calefacción y, por consiguiente, notaremos un ahorro importante en la factura de suministros.

Electrodomésticos de bajo consumo

Durante todo el año, el consumo eléctrico de los electrodomésticos supone un consumo constante que, como tal, merece que le prestemos atención. Por ejemplo, debemos conocer la clasificación de los aparatos según su nivel de eficiencia energética.

La eficiencia a nivel de consumo de cada aparato se concreta en la etiqueta energética, común en toda Europa y que clasifica los electrodomésticos en distintas clases. Esta clasificación va desde la A -que es la más eficiente en términos de consumo de energía- hasta la G –que es la menos eficiente.

De este modo, los consumidores pueden elegir sus electrodomésticos conociendo de antemano su eficiencia energética.

Normalmente, deberían llevar etiqueta energética entre otros, los aparatos de aire acondicionado, las cocinas, los lavavajillas, los radiadores y calentadores de agua, las bombillas, los aparatos de calefacción local, los aparatos de refrigeración, los televisores, las secadoras, las lavadoras y los aspiradores.

En resumen, una compra responsable en términos de eficiencia puede conllevar ahorros importantes en nuestra factura eléctrica.

Limitadores de consumo

Los limitadores de consumo por monedas o fichas son especialmente interesantes para aquellos espacios alquilados o de uso común como albergues, etc. De este modo, se puede limitar el consumo evitando los excesos que pudiera cometer los inquilinos no constreñidos por la factura de suministros.

Iluminación led

Otra forma de reducir de forma drástica la factura de la luz es sustituir todas las bombillas de la casa por luces led, que puede suponer hasta un 80% de ahorro respecto a las bombillas incandescentes y un 30% respecto a las fluorescentes.

En cualquier caso, si creemos que nuestra casa puede ser más eficiente a nivel energético de lo que está siendo en estos momentos, es muy oportuno contactar con expertos que puedan asesorarnos, porque con poco esfuerzo podemos conseguir ahorros importantes.

¿Tienes dudas?